Un sitio donde mi alma se expande con ideas y reflexiones de grandes pensadores que me inspiran a ir más allá del mundo físico, para conectarme con la esencia del Ser.

viernes, 4 de septiembre de 2009

LA FELICIDAD

-¿Qué significa la felicidad para la mayoría de seres humanos? -Bueno –dudé- sólo… sólo se admite la posibilidad de vivir momentos felices… instantes fugaces que pasan sin dejar rastros. -Nadie sabe cómo aparecen y desaparecen estos instantes de dicha, ¿verdad? La historia de la humanidad relata, escena tras escena, la persecución de este ansiado anhelo… Parecería que este deseo es insaciable. -Es verdad. Apenas obtenemos un deseo, vuelve a aparecer otro y otro, esta cadena parece no tener fin. Es como una sed que no se apaga con nada. Ni con éxito, ni con dinero, ni con el logro de ambiciones personales. El deseo de recibir –dijo el maestro- es tremendamente intenso en la raza humana. Sin embargo, todo el universo desea… Hasta las rocas, en su aparente inmutabilidad, también desean transformarse en un brillante y translúcido cristal. Las plantas desean crecer y obtener luz… Y nosotros los humanos, no tenemos medida. Desear recibir para sí es una etapa en la evolución, gradualmente y sin esfuerzo, este deseo de recibir para sí evoluciona y se transforma en deseo de compartir con los demás. En ese momento, el deseo, que es fuerza de vida y manifestación, llega a su pureza esencial. Convengamos que detrás de este anhelo hay una fuerza que nos impulsa a una creciente superación, es como un fuego interior. Este fuego nos enciende haciéndonos buscar lo mejor, finalmente nos revela un gran secreto… Lo que en realidad perseguimos sin darnos cuenta, es la perfección. Sólo Dios es perfecto… Por lo tanto, debo decirte, aunque quizá esto te sorprenda, que perseguimos a Dios.

6 comentarios:

Abuela Ciber dijo...

Tal vez la felicidd es no desear tanto, especialmente en el sentido material.

Muestro interior sensible e iluminado es conocedor de momentos que nos permiten vivir en paz y libres permitiendonos encaminarnos en sentires felices.

Cariños

Janeth dijo...

A medida que comenzamos a gustar la felicidad espiritual, abandonamos proporcionalmente la felicidad material. En la medida en que progresamos en la comprensión de la Verdad Absoluta, naturalmente nos desapegamos de esta falsa felicidad.

JAVIER AKERMAN dijo...

Cuando pasamos del "yo" al "tu"... empezamos a ser felices,
Magnífica entrada, querida Shanty.
Un abrazo.

Acuarius dijo...

Perseguimos lo que somos.
Además de encantadora...
eres brillante.

Gracias Shanty por colocar el corazón en tu blog de regalos.

Cuesta procesar que somos uno, pero no hay prisa, poco a poco se irá masticando, digiriendo, haciendo la digestión...

te siento parte de mi
y viceversa...me gusta, eso.

Olga i Carles dijo...

Bonito espacio.
La Felicidad és un estado del Alma.
La Felicidad és conocerse a si mismo.
La Felicidad es un estado incondicional.
La Felicidad es actuar con Amor y Librtad!
Te invitamos a pasar por nuestro bloc.

Anónimo dijo...

La felicidad, algo intangible, que siempre nos hace correr tras ella...

Luceta

Related Post
with Thumbnails